El Ayuntamiento de Dalías está poniendo a punto los nuevos depósitos de almacenamiento de agua potable y las instalaciones complementarias para la mejora del suministro del municipio. “Unos depósitos que se construyeron hace 18 años, pero que nunca se han utilizado”, asegura el alcalde de Dalías, Francisco Giménez.

Unos trabajos que han comenzado con la “limpieza de los nuevos depósitos para utilizarlos como agua potable, así como en la instalación de las conexiones de entrada y salida”,  según afirma el primer edil. Anexo a los depósitos se construirá la caseta de válvulas y potabilización, ejecutando las instalaciones correspondientes. Finalmente, “se instalarán en la red de distribución unas válvulas reguladoras de la presión que controlarán el nivel de fuerza del agua en todo el municipio”.

Los nuevos depósitos tienen capacidad “para unos tres millones de litros que permitirán atender el aumento de la demanda de agua y el incremento de la población”.  La capacidad de agua en Dalías se verá triplicada y, con ello, mejorará el suministro de agua potable a los vecinos. Esta nueva infraestructura captará el agua del sistema de abastecimiento de todo el municipio.

Así, los viejos depósitos, que están instalados muy cerca de los nuevos, y que ya han cumplido su función, con más de 100 años de antigüedad, “se quedarán de repuesto como alternativa a los nuevos en alguna ocasión de emergencia”, apostilla Giménez.

Unos trabajos con lo que se pretende “atender las necesidades de especial interés de todos los ciudadanos, mejorando las infraestructuras y servicios públicos que son de nuestra competencia. El objetivo es contribuir a aumentar la calidad de vida y el bienestar en los vecinos”, sentencia Francisco Giménez.